« Una vez mas, pese a las dificultades, hemos decidido resolver los problemas de la democracia con mas democracia y no con menos ». Asi valoro el presidente chileno Gabriel Boric el nuevo acuerdo que alcanzo el Congreso este lunes para retomar el proceso de redaccion de una nueva Constitucion.

Las nuevas reglas acordadas son el resultado de casi 100 dias de negociaciones que comenzaron tras el plebiscito del 4 de septiembre del 2022, cuando la ciudadania rechazo por un 62% una primera propuesta constitucional elaborada por una Convencion.

Al dia siguiente del triunfo del rechazo, Boric convoco a los presidentes del Senado y la Camara para « acordar a la brevedad los plazos y bordes de un nuevo proceso constitucional ».

Enfrentado a otras urgencias legislativas y preocupaciones ciudadanas como la seguridad, y respondiendo a las demandas de los partidos de la oposicion, el gobierno fue cediendo protagonismo al Congreso, donde se alcanzo un acuerdo refrendado por 14 partidos politicos con representacion parlamentaria.

Segun el documento firmado, la nueva propuesta constitucional sera redactada por un Consejo Constituyente formado por 50 integrantes de eleccion popular. El Consejo trabajara junto a una Comision Experta designada por el Congreso. Las normas aprobadas ademas seran revisadas por un Consejo Tecnico elegido por el Senado y conformado por 14 juristas.

Para reiniciar el proceso bajo estas nuevas reglas, y poder someter la nueva propuesta a referendum en noviembre de 2023, el Congreso debe aprobar un nuevo proyecto de reforma constitucional con discusion inmediata de parte del Ejecutivo.

BBC Mundo te presenta el contenido del acuerdo, las diferencias que marca con el proceso constituyente anterior y las reacciones que genera el documento.

1. ¿Que se acordo?

« Discutir y escribir una Constitucion hoy es importante e indispensable y requiere un nivel de profesionalismo, contar con expertos y expertas; asimismo, debe hacerla un organo distinto al Congreso, con dedicacion exclusiva ».

Segun el documento, la redaccion de la Constitucion comenzara con la elaboracion de un anteproyecto a cargo de una Comision Experta que se instalara en enero del 2023.

Esta Comision Experta estara formada por 24 personas de « indiscutible trayectoria profesional, tecnica y/o academica », elegidas en partes iguales por la camara baja y el Senado. Sus integrantes se seleccionaran segun la representacion de las fuerzas politicas en el Congreso y seran aprobadas por cuatro septimos de los votos de cada camara.

Una vez en funciones, la Comision tomara sus decisiones por un quorum de tres quintos y debera entregar su propuesta al Consejo Constitucional, al que se incorporara con derecho a voz, pero no a voto.

El Consejo Constitucional en tanto sera elegido en votacion universal y obligatoria en abril del 2023 y contara con 50 integrantes, manteniendo el criterio de paridad entre hombres y mujeres y la presencia de escanos indigenas.

Iniciado su trabajo, en mayo del 2023, el Consejo podra aprobar, rechazar o modificar la propuesta de la Comision Experta, y discutir y aprobar las normas y el texto final de la nueva Constitucion por tres quintos de sus votos.

Tanto la Comision Experta como la Convencion seguiran los criterios de paridad de genero.

Finalmente, tanto las normas aprobadas tanto por la Comision Experta como por el Consejo Constitucional seran revisadas por un Comite Tecnico de Admisibilidad, que formaran 14 personas elegidas por el Congreso y aprobadas por cuatro septimos en ambas camaras.

Segun el itinerario propuesto, el nuevo proyecto de Constitucion se entregara el 21 de octubre de 2023 y sera sometido a un plebiscito ratificatorio con voto obligatorio el 26 de noviembre del 2023.

2. ¿En que se diferencia del proceso anterior?

El nuevo acuerdo sella una marcada diferencia con el proceso constitucional anterior.

Uno de los simbolos de la distancia entre el proceso anterior y la nueva propuesta es que ningun integrante de la disuelta Convencion Constitucional podra participar en la Comision Experta o el Consejo Constitucional ahora propuestos.

El acuerdo reemplaza el termino Convencion Constitucional por el de Consejo Constitucional, rebaja la cantidad de integrantes de 155 a 50, y si bien mantiene un organo 100 por ciento electo para redactar la nueva Constitucion, lo acompana de una Comision Experta definida en el Congreso, y un Comite Tecnico que tambien surge del Parlamento.

En general, bajo las nuevas reglas, el Congreso tendra mayor poder en el desarrollo del proceso constitucional. El Parlamento tendra un rol exclusivo en la seleccion de dos de las tres instancias del proceso: la Comision Experta y el Comite Tecnico de Admisibilidad, que trabajaran junto al Consejo Constituyente 100% electo.

El nuevo acuerdo dara tambien mayor poder a los partidos politicos en el proceso constituyente. La primera Convencion fue elegida con un mecanismo que favorecio la eleccion de candidaturas independientes. Esta vez, la votacion se realizara de acuerdo al sistema electoral que se aplica al Senado, con listas abiertas compuestas por partidos o pactos de partidos. Si bien las listas podran incluir a personas independientes, esto aumenta el poder de las colectividades dentro de la eleccion del Consejo.

Respecto a los escanos indigenas -que sumaban 17 en la Convencion anterior- esta vez esos asientos en el Consejo Constitucional seran asignados de acuerdo al porcentaje de votacion efectiva realizada traves de la papeleta de escanos indigenas.

La nueva propuesta de Constitucion no se redactara a partir de una « hoja en blanco », sino a partir de 12 bases constitucionales preacordadas por los partidos e incorporadas en el acuerdo, en los que se define a Chile como « Estado social y Democratico de Derecho », se reconocen como emblemas nacionales « la bandera, el escudo y el himno nacional » y se consagra un poder legislativo bicameral, compuesto por un Senado y una Camara de Diputados y Diputadas,.

3. ¿Quienes apoyan el acuerdo y quienes lo rechazan?

El acuerdo es apoyado por un amplio espectro de partidos que incluye a las fuerzas de izquierda y centroizquierda hoy en el gobierno, integrantes de la ex Concertacion (incluidos el Partido Socialista, Radical y Democrata Cristiano) y colectividades de derecha y centro derecha hoy en la oposicion.

Dentro de las formaciones con representacion parlamentaria, se salieron del acuerdo el Partido Republicano, en el extremo derecho del espectro politico, argumentando que el pais no necesita una nueva Constitucion.

Tambien se margino del acuerdo el Partido de la Gente, autodefinido como una colectividad « sin ideologias politicas », que critico la negociacion como « cocina politica ».

Uno de los principales temas de discusion en los dias previos a la firma del acuerdo fue como conformar el organo constituyente. Los partidos de gobierno pujaban por una instancia cien por ciento elegida por la ciudadania, mientras las fuerzas de oposicion impulsaban una Convencion mixta, con voces expertas designadas por el Congreso.

« Es preferible un acuerdo imperfecto que no tener acuerdo », planteo el presidente Boric en los dias finales de la negociacion, donde se opto por incluir ambas opciones: un Consejo Constitucional elegido con derecho a voz y voto, y una Comision Experta elegida y definida en el Congreso que redactara un anteproyecto y solo tendra derecho a voz en el proceso.

El diputado Javier Macaya, quien persevero en las negociaciones incluso ante las amenazas de sectores radicalizados, aseguro que el acuerdo « no es un triunfo de por si, sino el reinicio de un camino constituyente ».

El parlamentario planteo que las bases constitucionales pre aprobadas y el desarrollo de un ante proyecto disenado por la Comision Experta evitaran « experimentos refundacionales ».

En el Partido Comunista, otro de los firmantes del acuerdo, el ex candidato presidencial y alcalde Daniel Jadue utilizo las redes sociales para asegurar que en el acuerdo « persisten los fantasmas de la democracia tutelada », pero agrego que el PC se sumaria al proceso « para disputarle espacio a quienes siguen creyendose duenos de Chile ».

« Teniamos una expectativa de un organo 100% electo … pero necesitamos 4/7 en el Congreso, necesitamos los votos de la derecha », dijo el Diputado Diego Ibanez, dirigente del oficialista Frente Amplio en declaraciones a Radio Cooperativa.

« Sabemos que esta va a ser una Constitucion que no va a dejar quizas a todo el mundo contento », agrego Ibanez, « pero va a establecer un piso minimo, un Estado social democratico de derecho que va a servir para habilitar transformaciones sociales y que en ello nos va a cohesionar en un nuevo pacto social ».

Previous articleMondial : 3 points forts de l’Argentine qui lui ont permis de se qualifier pour la grande finale de Qatar 2022
Next article« La population d’El Salvador est prete a renoncer meme a la democratie pour resoudre des problemes immediats tels que l’insecurite »: Claudia Ortiz, deputee de l’opposition